Intervención temprana en autismo

Hoy leemos en Autismo Madrid una buena noticia sobre diagnóstico de autismo: ha sido detectado por resonancia magnética en bebés

Por primera vez, una resonancia magnética ha permitido detectar, con una precisión del 80%, qué bebés con antecedentes familiares desarrollarán autismo a los dos años.

Al mismo tiempo debemos ser cautos: los  autores del estudio dicen que debe continuar la investigación y análisis de más casos para poder avanzar en esta línea de diagnóstico. Pero ya hay una evidencia. El estudio está publicado en la revista Nature.

Hasta ahora habíamos leído sobre el anormal desarrollo físico en el cerebro de niños con autismo, este estudio lo constata y sobre todo ayudará en la detección precoz de casos de alto riesgo.

La detección precoz es fundamental en autismo: la intervención temprana mejora los síntomas, modificando los niveles de afectación. En Fundamentos de la intervención temprana en niños con trastornos del espectro autista recogen la conclusión:

La detección precoz es fundamental para poder intervenir tempranamente e intentar variar el pronóstico funcional a largo plazo en los niños con TEA. En este sentido, los profesionales que controlan o hacen seguimiento del desrrollo de niños pequeños tienen un rol fundamental en la sospecha, detección de signos temprano y derivación oportuna a evluación y tratamiento especializado. Es ampliamente aceptado que mientras más temprano comience la intervención, mejores resultados se obtienen en el curso del desarrollo.

Por eso no nos gusta esperar para iniciar la intervención ante la sospecha de síntomas de trastorno en el neurodesarrollo. Cuanto antes mejor.

 

 

 

Deja un comentario