Retraso en el lenguaje: cómo apoyar desde casa

pexels-photo-117488

ÁREAS DE TRABAJO EN LOGOPEDIA PARA NIÑOS DE 2 AÑOS EN ADELANTE QUE PRESENTEN RETRASO EN EL LENGUAJE

Cuando hablamos de retraso del lenguaje, tendemos a pensar en que la afectación se da en el área de lenguaje concretamente. Esto no es así, sino que además, están afectadas otras áreas muy significativas, en el sentido de que son estrictamente necesarias tener un adecuado desarrollo de estas para conseguir un lenguaje equilibrado y adecuado a la edad del niño.

En la terapia logopédica de nuestro centro, se desarrollan planes de intervención individualizados a cada niño, puesto que depende del nivel de exigencia y rendimiento para cada tarea que se le pide al pequeño. Por tanto, la intervención va dirigida a todas las áreas que afectan directamente al lenguaje como son el área motriz cognitiva y social.

¿Cómo trabajar en casa cada una de estas áreas? ¿Qué pueden hacer los familiares?

Iremos por partes, dando ejercicios y tareas de cada tipo, que son sencillos y básicos para realizar en casa.

Desde el área motriz, tanto fina (empuñar el lápiz) como gruesa (subir escaleras) se pueden realizar las siguientes actividades:

* Pasar páginas de cuentos, fichas etc.

* Abrir y cerrar tapaderas de rosca

* Imitar trazos en forma de cruz, en forma de V

* Llenar y vaciar recipientes

* Enhebrar bolas en un cordón

* Desenvolver paquetes

* Rasgar papeles

* Imitar al adulto o a un igual (sostenerse con un pie , saltar con los dos pies , caminar por una línea…)

Desde el área cognitiva, se pueden realizar las siguientes actividades:

> Aprender a sacar y a guardar: usar bloques o bolas de colores (rojo, azul, verde, amarillo) y un recipiente. Muéstrele al niño cómo sacar los bloques de uno en uno. Dele el recipiente y dígale: “Dame los bloques” o bien “dame la pelota roja”. Alabe los esfuerzos y el éxito del niño al sacar cada bloque o pelota individualmente del envase.

> Deje que el niño le ayude en tareas como sacar lápices, fichas, juguetes, canicas… de una bolsa, de un cajón….

> Aprender las partes del cuerpo: emplee un espejo de cuerpo entero. Juegue frente al espejo, haciendo que el niño se observe así mismo. Diga por ejemplo: ” ¿Dónde está la nariz?” También emplee fotografías del niño y pídale que señale en sí mismo las partes que le vaya nombrando.

> ¡Ahora yo!: nos dispondremos sentados alrededor de la mesa con cubos para formar una torre por turnos. Quien empiece que diga: ¡me toca a mí! o ¡ahora yo! Y ponga su cubo, así sucesivamente. Cuando le toque al niño, cogeremos su mano y se la llevamos al pecho para que entienda que le toca a él.

> Señalar lo que se nombra: emplearemos fotos o revistas infantiles para nombrar y señalar aquello que le digamos, “señala al perro” o “señala a mamá”. Cuando sepa hacerlo bien, debemos utilizar materiales reales (juguetes, frutas, objetos) y realizaremos lo mismo con 2-3 objetos.

La tercera área, es esencial para fortalecer el uso del lenguaje, pues potenciamos la autoestima y damos confianza a que hable con otras personas y muestre su intención comunicativa haciendo demandas, expresando deseos… Podemos realizar las siguientes actividades:

> Juegue con el niño compartiendo un juguete y cree situaciones que se puedan verbalizar ( MAMÁ BEBE AGUA, PAPÁ CORRE, LA NIÑA SALTA)

> Dele al niño 2 objetos (pelotas, galletas, lápices…) y diga: “Dale una a papá y tú puedes coger la otra” y elógielo por compartir.

> Saluda a otros niños y a adultos conocidos cuando se le recuerda (aproveche situaciones en las que el niño pueda saludar o despedirse de adultos, u otros niños/as.) Use un teléfono de juguete y anime al niño a que le imite una conversación simple diciendo: “Hola, adiós…”

> Dotarle de autonomía: dar pequeñas responsabilidades, como llevar el plato/vaso/cubierto a la mesa, vestirse/desvestirse solo, subir/bajar cremalleras, abrochar/desabrochar botones, recoger sus juguetes, ducharse solo…

Esperamos que os sean de ayudas estas ideas.

Laura Ibáñez Ruiz. Logopeda.

Deja un comentario