Técnicas de estudio para estudiantes con TDAH

PAUTAS Y TÉCNICAS DE ESTUDIO PARA ALUMNOS CON DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD

Muchos niños con trastorno de atención e hiperactividad (TDAH) no aprovechan todo lo que deberían su paso por la escuela debido a su déficit de atención e impulsividad que les dificulta y entorpece el aprendizaje.

Problemas que se observan cuando leen, escriben, realizan operaciones matemáticas o deben memorizar. Son niños desorganizados, que olvidan anotar los deberes en la agenda o incluso coger el libro que deben estudiar para el examen del día siguiente. Para ayudarles se hace imprescindible crear unos buenos hábitos de estudio y proporcionarles unas correctas técnicas de estudio.

Algunos de esos hábitos y consejos que resultan beneficiosos para estos chicos son los siguientes:

  1. Crear hábitos de estudio en el lugar más adecuado: debemos asegurarnos de que sea siempre el mismo lugar, el lugar más tranquilo de la casa, libre de distracciones donde sólo se debe disponer de lo imprescindible para realizar la tarea y estudiar. Nada de ordenadores, videoconsolas o juguetes que le puedan distraer.
  2. Equilibrar las horas de estudio y juego u ocio: a causa de las dificultades que presentan estos chicos a veces algunos padres caen en el pensamiento erróneo de que a mayor número de horas de estudio mejor va a ser el rendimiento. Esto no es así, si no adecuamos las horas de estudio a la edad del niño o no las combinamos con descansos o actividades de su interés, esas horas de estudio no serán todo lo óptimas que pudieran ser. A veces más es menos…
  3. Fijar y planificar los horarios de estudio: para ello es buena idea que los planifiquéis juntos, haciendo esto, conseguimos que el niño se sienta más involucrado en las actividades lo que hará que se muestre más predispuesto a cumplirlo.
  4. Entrenar al niño en autoinstrucciones: es importante que le presentemos una ficha con autoinstrucciones que deberán leer siempre antes de empezar su estudio diario. Puede ser del estilo…
    1. Preparo la mesa para que esté despejada y con todo el material necesario.
    2. Necesito: un lápiz, una goma, el libro, la libreta y la agenda.
    3. Reviso la agenda con los ejercicios, trabajos y próximos exámenes.
    4. Decido qué deberes voy a hacer, qué asignatura voy a estudiar y qué tengo que preparar para el día siguiente.
    5. Tacho de la agenda las tareas que voy acabando.
    6. Termino haciendo un repaso general de lo que he estudiado.
    7. Preparo la maleta para el próximo día.

Esta técnica en autoinstrucciones también es muy útil no solo para organizar el estudio, también le puede servir para resolver problemas matemáticos o mejorar la comprensión lectora.

  1. Dividir las tareas en subtareas: debido a su déficit de atención y a su necesidad de movimiento constante vamos a intentar dividir el trabajo en pequeñas partes. Es mejor que realice poco trabajo y que descanse frecuentemente antes que intentar que termine todo de una vez. Los niños con tdah comienzan a cometer errores a partir de los 6 minutos de atención concentrada. Es útil el uso de cronómetro con sonidos. Fijar un tiempo para cumplir cada pequeño objetivo. Pero ¡OJO! debemos ajustar correctamente los tiempos y esto no es tarea fácil.
  2. Motivar el estudio, valorando, animando y reforzando cada pequeño paso.
  3. Comprobar su trabajo: ¡esto no es sólo tarea de los padres! El niño debe repasar siempre todas las tareas que ha realizado y comprobar que no ha olvidado nada, ya sea en los ejercicios que debe entregar como el temario a estudiar, por ello antes comentábamos la importancia de ir tachando de la agenda los ejercicios realizados.

Espero que estas indicaciones ayuden a las familias a mejorar el rendimiento académico de sus hijos y os sirvan de orientación a la hora de enfrentaros a la tarea del estudio en casa. Con constancia, esfuerzo y mucha paciencia verán como sus hijos van mejorando día a día.

Sara Mena Gavira. Neuropsicóloga.

 

 

 

Guardar

Guardar

Deja un comentario